Alquimia Espiritual, el Atanor de la Vida

La vida es nuestra obra alquímica por excelencia, solo respirando estamos en la Gran Obra, si ademas le ponemos conciencia nos daremos cuenta que podemos SER todo lo que deseamos...
Atanor

El atanor es hermético y esta influenciado por el fuego, por la luz de las estrellas, la luna y por otras energías cósmicas.

Alquimia

El arte sagrado, llamado así en el Egipto de los faraones, fue practicado en los altos círculos sacerdotales.    

Siempre con protección de la Divinidad, ya que se basa en las leyes de correspondencia y analogía constante entre la tierra y el cielo.

 

Alquimia y la Gran Obra
 

La alquimia es también llamada arte hermético y hereda su conocimiento de la tradición egipcia, árabe, hebrea, cristiana y aun de las llamadas religiones mistéricas o paganas (indígenas).

 

El arte sagrado, llamado así en el Egipto de los faraones, fue practicado en los altos círculos sacerdotales. Siempre con protección de la Divinidad, ya que se basa en las leyes de correspondencia y analogía constante entre la tierra y el cielo.

 

Por lo tanto te informo desde este primer momento que no hay otra alquimia que no sea la espiritual. Lo que llamamos laboratorio, o lugar concreto donde se realizan las transmutaciones, está único a un espacio llamado oratorio, donde se tiene un constante diálogo con el cielo.

 

Te preguntarás que fin persigue la alquimia. El arte de la transmutación tiene como fin último obtener la perfección. Somos extremadamente ambiciosos, pretendemos y sabemos cómo lograr la Gran Obra: llevar al ser humano a su pureza original. Devolverle el paraíso, restituirle sus derechos como heredero del cielo.

 

En forma paralela a este trabajo interno que se hace a un nivel sutil, hay una manifestación física: se trabaja en el laboratorio transmutando los metales burdos.

 

La sabiduría sagrada es desempolvada de su sueño y el desamparado ser racional y pragmático se sumerge ahora sediento en las fuentes del conocimiento. Está dispuesto a rescatar lo que le pertenece: su herencia.

 

Nuestro Arte, que así es también llamada la alquimia, fue transmitido durante siglos en forma oral, de boca a oído, de maestro a discípulo. Y gracias a esto no fue cristalizado ni estuvo manipulado, se mantuvo puro.

 

Sufrimos grandes persecuciones y aun hoy las seguimos sufriendo.¿Por qué? Porque el Arte es depositario de conocimientos tan revolucionarios, que todos aquellos que logramos tener acceso a la fuente original de los misterios hicimos un juramento de silencio durante siglos y siglos para preservarlos. Y tuvimos éxito.

 

Porque debes saber que no se trata solamente de fabricar oro… Las alquimia tiene efectos perturbadores, conose el modo de transformar lo ordinario en extraordinario… La oscuridad en luz… La tristeza en alegría…

 

Y posee el secreto de los secretos, la llave para obtener la gracia. Esto último es más importante de lo que parece, ya lo irás descubriendo si avanzas en el Camino de los Misterios.

 

Solo puedo adelantarte que operamos con el poder del fuego (del Espíritu) y que la Obra se hace tanto en el laboratorio como en el oratorio del alquimista. Todas las tradiciones nos avalan, la hebrea, la cristiana, la sufí, la budista, la hinduista y las antiguas tradiciones ancestrales. Cada cultura a su manera contiene un código secreto encerrado en su religión.

Hania czajkowski

"El Camino de los Misterios"

rosario alquímico
La Conspiración de los Alquimistas

Hania Czajkowski

Ana viaja a conocer la tierra de sus ancestros cuando una misteriosa circunstancia convierte su recorrido turístico en una aventura espiritual que cambia su vida para siempre. En migraciones, mientras estampan en su pasaporte el sello salida, alguien susurra en su oído:”Bienvenida a la Gran Conspiración. Muy pronto se contactarán contigo los alquimistas. Que pase el que sigue...”Ciertos sobres negros, blancos y rojos, enviados por un legendario alquimista, la conducen a los pies de la Virgen Negra quien la cubre con un poderoso manto de luz. De allí a Chipre, la tierra de Afrodita, donde le son revelados fuertes secretos del poder femenino, celosamente guardados por las sabias aldeanas isleñas siempre vestidas de negro. Buscando a Ojos de Fuego, un amor apasionado vaticinado por las sacerdotisas, conversa con las sirenas del Bósforo y con las hadas que venden licores mágicos en el Mercado del Oro en Estambul. Un blanquísimo unicornio la conduce al Dergah de los derviches danzantes quienes envolviéndola en sus danzas sagradas la llevan a Capadoccia, a las misteriosas montañas del interior de Turquía. Allí, oculto en una caverna espera Amir, el gran Alquimista, el guardián de las poderosas claves iniciáticas de la tradición judeocristiana. Siguiendo los pasos de Ana, recibimos las claves para encontrar un amor apasionado, pero también para cambiar nuestras vidas. Con ella conocemos por fin los luminosos caminos que nos conducen a la sabiduría espiritual, a la inocencia, a la pureza esencial. Aprendemos a liberarnos de nuestros miedos, a disolver el escepticismo, a recuperar la alegría y a descubrir la verdadera felicidad.

La Victoria de la Conspiración

Hania Czajkowski

 

Los tiempos finales han llegado... El Alerta Rojo se ha declarado en la Tierra. El calentamiento global avanza, y la contaminación emocional alcanza niveles nunca vistos. Nos sentimos solos, nos sentimos perdidos... Pero una imparable revolución de luz se está gestando en los subsuelos de todas las grandes ciudades del mundo. Con una sola consigna: jamás entregarnos a la Indiferencia Suprema, que pretende congelar nuestros corazones, apagar nuestras miradas y derrotar nuestros sueños. En secretos refugios a 72 escalones bajo la superficie, conducidos por sabios maestros de la Kabalah Revolucionaria, los conspiradores nos preparamos para recuperar el bien, la compasión, el alma. Y dar un gigantesco salto quántico de conciencia. Ocultas en ese relato, hallarás las exactas claves para iluminar tu vida. Y también para encontrar un amor apasionado. Tan apasionado como el que viven Ojos de Fuego y Ojos de Cielo, dos iniciados, que se presienten y se buscan sin rendirse, guiados por la certeza de ese amor total con el que todos soñamos. Aquel que enciende nuestros corazones con un fuego abrasador, que es más dulce que la miel y más luminoso que el mismo sol.

El Alquimista en su transmutación encuentra el camino a La Sabiduría 
 

La sabiduría vive y, por lo tanto, siempre es imprevisible.

El orden es otra cara del caos, el caos es otra cara del orden.

La incertidumbre interior es la puerta haciala sabiduría.

El aventurero siempre irá acompañadode la inseguridad, pero aunque tropieza, nunca cae.

El orden humano está hecho de reglas. El orden del mago no tiene reglas, fluye con la naturalezade la vida.

 

Deepak Chopra

"El Sendero del Mago"

 

El Sendero del Mago, Lección 11 

 

El mago es el maestro de la alquimia.

La alquimia es transformación.

La búsqueda de la perfección se inicia a través de la alquimia.

Somos el mundo.

Cuando nos transformemos,

el mundo en el cual vivimos también se transformará.

Las metas de la búsqueda — heroísmo, esperanza, gracia y amor — son el legado de lo eterno.

Para reclutar la ayuda del mago, debemos ser fuertes en la verdad, no obstinados en nuestros juicios.

 

Tras abandonar el bosque de Merlín, el joven Arturo vivió con Sir Ector y su hijo Kay Recibió el título de escudero, pero sólo de nombre.  Arturo no tenía familia ni propiedades, no podía pagar por su ropa y nadie creía que fuera de familia noble.  A espaldas de Sir Ector, los muchachos de las caballerizas le lanzaban lodo y las sirvientas murmuraban que Arturo conocía la magia negra. Debido a todo esto, Arturo pasaba la mayor parte del tiempo solo.  

 

Un día se encontraba sentado al borde de un robledal, mirando fijamente una vieja jarra de plomo, cuando Kay lo encontró.  “¿La robaste?”, preguntó Kay con suspicacia.

“No”, contestó Arturo sacudiendo la cabeza. “La tomé prestada”.

“¿Para qué?”

“Alquimia”.  

Los ojos de Kay se abrieron como platos. Había oído decir que los magos tenían el poder de convertir los metales inferiores en oro. “¿Aprendiste alquimia?”, preguntó.

Arturo asintió.

“Si puedes transformar el plomo en oro”, dijo Kay emocionado, “nuestra familia será la más rica de Inglaterra.  Muéstrame”.

Arturo asintió con la cabeza y le hizo una señal a Kay para que se sentara a su lado sobre el césped.  Sin decir más, comenzó a mirar fijamente la jarra de plomo.  

Al cabo de unos momentos, Kay observó que Arturo tenía los ojos cerrados.  Esperó impaciente, pero cuando Arturo abrió los ojos quince minutos más tarde, la jarra seguía siendo de plomo.

“Creo que eres un fraude”, dijo Kay furioso. “La jarra sigue siendo de plomo", Arturo no se inmutó.

“Pues claro que sí.

Está allí sólo para recordarme algo. Soy yo quien está tratando de convenirse en oro.

 

Deepak Chopra

"El Sendero del Mago"

1/5
El Útero, un Atanor para la vida ​​
 
El parto es una experiencia única, nos transforma como personas y nos dona la excelencia de un ser nuevo.
 
Es curioso de observar cómo el embarazo coloca a la mujer en una situación de ser Otra, y al hombre en un estado de extrañeza y ambivalencia que a su vez le obliga a revisar los fundamentos de su práctica vital.
 
La gestación del bebé penetra o envuelve de una manera sutil a los padres, algo sucede en la interioridad del útero que irradia su influencia al exterior. En esta cámara oscura y hasta la irrupción del scanner, velada y secreta se opera la corporización del espíritu mediante un proceso lento de fijación o saturación de electos primordiales.
 
Por ello el útero de la mujer embarazada se ha asociado al athanor de la alquimia, el lugar hermético donde se vivifica el universo, donde el Lapis o Sophia se incuba para un nacimiento transformativo.
I Ching

© 2014 by Libélula Planet Arte

  • w-googleplus
  • w-facebook
  • Pinterest Social Icon
  • 131c056c05642516dd12e8e82c1e2390.jpg
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now